Shakespeare en RTVV

Se hace de rogar el otoño en Valencia. Las sandalias y los tirantes han alargado sus vidas veraniegas hasta rozar el mes de noviembre. Y todavía hoy es posible andar en manga corta bajo un sol más propio de comienzos del verano. Pero una fatídica gota fría ha descargado fuerte sobre el sector del audiovisual y de la interpretación en una tierra que, como dice la mítica canción de Raimon, “no sap ploure”. El anuncio del cierre de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) deja desamparados a muchos profesionales que nunca habían manipulado, tergiversado u ocultado la realidad política, económica y social de Valencia durante estos nefastos años de cortijo privado pagado con dinero público.

alqueria-blanca

Se trata de los actores y actrices, técnicos o guionistas que hacían posible series y programas en la lengua de Ausiàs March, que contaban con la plataforma televisiva para darse a conocer a un público que, luego, asistía a espectáculos teatrales para ver a sus ídolos en directo y se aficionaba al arte escénico a través de rostros conocidos en la gran pantalla. Como viene repitiéndose por aquí estos días, todas las consecuencias del apagón de RTVV no tendrán una constatación inmediata. La emigración de los profesionales del audiovisual, el desolador aumento del desempleo entre los que se queden o el descenso de las producciones teatrales privadas son efectos que podrán palparse en los próximos años.

paradero2

Algo de la absurda impotencia que siente el ciudadano ante las inmorales maniobras que adoptan aquellos que, en teoría, han sido elegidos por el pueblo para protegerle, hay en Paradero desconocido, la obra de Kressmann Taylor que pudo verse en octubre en el Teatro Principal de Valencia.

cartel paradero

Dirigida por una de las mejores directoras de teatro clásico de este país, Laila Ripoll, cuenta la historia de dos amigos separados por Hitler, del favor que pide, vía correspondencia postal, el judío inmigrante en Estados Unidos a su antiguo amigo ario residente en Berlín: “Por favor, ayuda a mi hermana, a la que tanto amaste en el pasado, ahora que las cosas se han puesto feas para nosotros, los judíos, en Alemania”. Pero el amigo rubio y alto no ayuda a la joven judía y el hermano se venga enviándole cartas que, leídas por los censores del régimen, inculpan al ario de traición a la causa nacionalsocialista. Su falta de solidaridad con los perseguidos, paradójicamente, le lleva al mismo y mortal destino de los judíos. El montaje de Ripoll cuenta a su favor con un ritmo excelente, una línea narrativa diáfana, unos actores (Juanjo Artero, Juanjo Cucalón y Sara Casasnovas) de absoluta solvencia y una historia sobrecogedora a través de un formato poco frecuente sobre las tablas: el teatro epistolar.

casamuñecas

En el Teatro Rialto se ha visto durante estas últimas semanas un montaje de Casa de muñecas dirigido por Ximo Flores, gran amigo de Shakespeare, que aborda ahora el clásico de Ibsen desde el minimalismo chic y las relaciones matrimoniales contemporáneas. Rebeca Valls, actriz valenciana que ha demostrado su gancho con el clásico en El lindo don Diego de Moreto, dirigido por el también valenciano Carles Alfaro para la CNTC (2012), o en Los locos de Valencia de Toni Tordera, interpreta aquí a una Nora extenuada en su papel de muñeca, con picos de histerismo y danzas a lo Kill Bill, que conecta fácilmente con el público más joven. Jerónimo Cornelles, con su característica vocecita, da vida a un Torvaldo siniestro, en la acepción freudiana de aquello que resulta amenazante o espantoso dentro de nuestro amado hogar.

cartelflores

El texto está bien actualizado en sus referencias a los temidos EREs empresariales (como el ilegal de RTVV, que se deshizo de trabajadores con plaza ganada en oposiciones a principios de los 90 para quedarse con los “profesionales” escogidos por el poder), a la violencia machista, a la competitividad deshumanizada de las clases altas, a la precariedad laboral, al culto al dinero… La obra de Ibsen consigue todavía perturbador al espectador y hacerle reflexionar sobre las máscaras sociales. El montaje ha sido seleccionado por el Ministerio para una gira por España, así que, si pasa por su ciudad, compre una entrada.

otelo

La semana pasada asistimos al estreno de Otelo de Noviembre Teatro, montaje en el que Eduardo Vasco ratifica esa opción de trabajo con los clásicos que tan estupendamente le funciona desde hace años y que ha patentado una particular fórmula estilística basada en la elegancia de las formas, la sobriedad escenográfica, el detallismo en el vestuario, la música en directo, la claridad interpretativa, el rigor en el tratamiento del texto y una belleza general que envuelve, de manera fascinante, el espectáculo. Arturo Querejeta triunfa con su Yago dominado por una violencia latente, portador de un espíritu tan inteligente como malévolo, verdadero demiurgo de la acción, como remarca desde la dirección Vasco. Daniel Albadalejo y Cristina Adua, Otelo y Desdémona respectivamente, bordan sus respectivos papeles dentro de un elenco que destaca por su unitaria calidad. Tras los aplausos, miembros de la Associació d’Actors i Actrius Professionals Valencians se adueñan del escenario para leer ante los asistentes un comunicado donde denuncian el abandono institucional que vienen sufriendo, de manera sistemática, por parte de la Generalitat. La última gota, ya lo sabemos, es el cierre de RTVV.

Otelo-Teatro-Principal-Valencia

Tras ver el montaje de Vasco, es sencillo encontrar un símil entre la tragedia de Shakespeare y la realidad valenciana. Si Yago somete vilmente el espíritu de un Otelo que se deja “manipular” hasta cometer la locura del asesinato de su inocente esposa, el PP ha subyugado la profesionalidad de cientos de periodistas que, con toda probabilidad, no merecen tal nombre, pues han llegado al punto de “estrangular” un medio de comunicación que el pueblo quiere “públic, de qualitat, plural, lliure i en valencià”. Aunque no faltan argumentos para quienes deseen catalogar a ese mismo pueblo de “oteliano” por ser el votante consentidor de tanta infamia y desvergüenza. Shakespeare se hubiera puesto las botas en este pedazo de tierra pegado al Mediterráneo donde, en otoño, el frío llega en forma del tacto metálico de unas tijeras.

MANIFESTACION CONTRA EL CIERRE DE R.T.V.V

Purificació Mascarell // Universitat de València

2 comentarios en “Shakespeare en RTVV

  1. Sí, Shakespeare se hubiera puesto las botas entre el Sénia y el Segura. Pero tal vez Becket, Kafka o Pirandello hubieran disfrutado más con el surrealismo, el esperpento y el carácter absurdo y kafkiano de un pueblo que, (Raimon por Raimon) vive a gusto en «un silenci antic i molt llarg» y que se va haciendo ca día más «ressignat».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s