Polifonía teatral

PORTADA DIÁLOGOS

Hace casi dos años, tres jóvenes investigadoras de la puesta en escena del teatro clásico español decidieron pasar de la teoría a la acción. Como defensoras de la necesidad de estudiar el trabajo escénico contemporáneo con los textos clásicos, planearon un libro que tuviera un “aire de manifiesto” (Oleza dixit): debía aunar la investigación con el diálogo. Y, si la investigación tenía que centrarse en la presencia de los títulos clásicos en las tablas y en su análisis espectacular, el diálogo debía serlo entre dos ámbitos tradicionalmente enfrentados: la academia y los profesionales del teatro. Un principio fundamental sustentaba toda la propuesta: la investigación del teatro barroco necesita conectarse con el universo de su puesta en escena para configurar un tejido cultural lo suficientemente fuerte y complejo como para garantizar la resistencia de ambos mundos.

El proyecto estaba tan definido como condenado al riesgo: rompía con las líneas tradicionales de la filología, fusionaba un planteamiento divulgativo con procedimientos académicos y, por si fuera poco, estaba defendido por tres nombres femeninos sin mucho lustre. Pero Reichenberger confió en ellas (sin conocerlas de nada) y en él (en formato embrionario todavía). Quizá por el entusiasmo y apasionamiento de las tres jóvenes; quizá por el propio interés que a los editores les generaba la cuestión; aunque probablemente, sobre todo, porque el tema pedía a gritos un monográfico independiente ya —si el olfato editorial de Reichenberger no fallaba, y eso queremos pensar—.

Pimenta
“La vida es sueño”, dirigida por Helena Pimenta para la CNTC (2012). Fotógrafo: Daniel Alonso.

El proyecto echó a andar con lentitud, paso a paso. Se iniciaron los contactos. Se reclutaron investigadores interesados en la materia para participar en el volumen y se comenzó a pensar en nombres fundamentales que no debían faltar entre sus páginas. Se solicitó el apadrinamiento de tres grandes que compensaran el poco lustre de las tres jóvenes editoras (y qué tres grandes): Joan Oleza, Luciano García Lorenzo y Javier Huerta Calvo. Se sucedieron los cientos de correos, se molestó a muchos profesionales de distintos ámbitos y el Skype hirvió (una en Valencia, la otra en Madrid, la tercera en Nueva York).

“Auto de los cuatro tiempos”, dirigido por Ana Zamora con la compañía Nao d’amores (2004). Fotógrafo: Iván Caso

Ahorro el largo proceso que ha fructificado en este volumen que ahora se presenta, en esta rara avis del panorama de las publicaciones especializadas en teatro clásico español. Una obra insólita porque cede la voz a cincuenta personas distintas, porque las interroga con ansias de conocer todas las opiniones. Porque se presenta como un enorme mosaico sobre la puesta en escena de los clásicos, en la actualidad, en España. Un libro misceláneo (por su formato y por su multiperspectivismo) que tiene un mucho de radiografía del presente y un poco de balance general del camino recorrido y de hoja de ruta para el futuro más próximo.

alfaro
“El lindo don Diego”, dirigida por Carles Alfaro para la CNTC (2013). Fotógrafo: Daniel Alonso.

Los artículos de investigación de los nueve autores (Sergio Adillo, María Bastianes, Gema Cienfuegos, Esther Fernández, Noelia Iglesias, Julio Vélez, Francisco Sáez y Jonathan Thacker y quien esto suscribe), y sus entrevistas en profundidad con Juan Mayorga, Ricardo Iniesta, Eduardo Vasco, Jesús Peña, Lucía Miranda, Eduardo Galán, Patxi Freytez, Carles Alfaro, Ana Zamora y Laurance Boswell, constituyen el grueso del volumen. Pero es, sin embargo, la fastuosa mesa de debate de la sección final de entrevistas nuestro orgullo particular.

Cuarenta voces acreditadas (filólogos, adaptadores, directores, actores, escenógrafos, figurinistas, críticos teatrales, iluminadores, musicólogos….) expresan su punto de vista sobre cuestiones como la dicción del verso en la actualidad, la adaptación de los textos, la interpretación de los personajes clásicos, el canon contemporáneo de obras barrocas, la ventajas e inconvenientes de montar un clásico, los fallos del sistema para la difusión y recepción de esta dramaturgia, su significado en la sociedad actual, sus posibilidades para los próximos años.

Sin afán alguno de exhaustividad y solo con breve muestra para cerrar este post, algunas de las opiniones vertidas (y controvertidas) de nuestros entrevistados:

thumb.php
Cartel anunciador del montaje de “La selva confusa” dirigido por el profesor Erik Coenen

Erik Coenen: “Hoy por hoy, fuera del mundo hispanohablante apenas es conocido el teatro clásico español. Yo entiendo que es difícil medirse con el gigantesco Shakespeare, pero si en Holanda o Flandes se representa a Molière, ¿cómo es que no están en el repertorio ni Lope ni Calderón? Ni un Valle-Inclán tampoco, por cierto. Es un problema de política cultural.”

Sin título
Cubero en “Las manos blancas no ofenden” (CNTC, 2008)

Miguel Cubero: “No me gustan las propuestas que aprosan el verso con el fin de «aproximar» la obra al espectador. El verso que nos dan en un libreto es un código artístico muy plástico que tiene que ver con la música, los arquetipos y con una extremada elección por parte del autor de palabras y composiciones para crear un arte de alto nivel. El actor debe dominar las leyes de la métrica, la prosodia, la eufonía y, sobre todo, ha de ser capaz de expresarse con estos ingredientes a través de su cuerpo.”

Vicente Fuentes: “Hoy leemos mal a nuestros clásicos en el colegio, conocemos mal el argumento de sus obras, al tiempo que cargamos con un amplio bagaje de información sobre ellas que, a la larga, puede menoscabar el interés del espectador hacia dicho textos. Así que el actor ha de realizar un gran esfuerzo para hacer sentir algo nuevo al espectador.”

LA-VERDAD-SOSPECHOSA
“La verdad sospechosa” (CNTC, 2013), montaje en el que Fuentes trabajó como asesor de verso.

César Oliva: “El futuro de la filología en el teatro clásico español está en la transversalidad, sí, pero el problema es enseñar la práctica escénica en la universidad. ¿Quién enseña práctica escénica en la universidad, si los currículos académicos no lo exigen? La enseñamos media docena de profesores (alguno más ahora, me parece) que tuvimos la intuición de que el teatro deberíamos mostrarlo desde el escenario, no solo desde los libros, que también, por supuesto.”

Pallín fue fundadora de la compañía Noviembre junto con Vasco.
Pallín fue fundadora de la compañía Noviembre junto con Vasco.

Yolanda Pallín: “Se necesita mayor pedagogía social; mejores relaciones entre la escuela y el teatro; que la sociedad española viva la cultura propia como algo natural y no excepcional; que se enseñe el verso en el colegio, y el lenguaje poético en general. Pero esto a lo mejor no puntúa en los rankings internacionales porque no es productivo en términos de riqueza material.”

Laila Ripoll: “Somos una especie en vías de extinción. Repartos de más de cuatro actores, ahora mismo, son inviables. Sin un apoyo institucional fuerte, estamos perdidos. No se puede ir a taquilla con un equipo de más de diez personas con las entradas a precios bajos y un IVA al 21 %. No sé cuál puede ser la solución, pero el futuro está negro. De seguir así, solamente se podrán ver clásicos si los montan la Compañía Nacional o compañías de teatro aficionado.”

Evangelina Rodríguez Cuadros: “Ni en el colegio, ni en el instituto, ni prácticamente en la universidad se lee o aprende teatro clásico (ni novela clásica, ni poesía clásica, desde luego). Hemos desmantelado la educación básica y secundaria en un indeseable brujuleo por la pragmática, lo inmediato, lo fácil. No son buenos tiempos para construir y mirar la propia memoria. Cuesta, por tanto, incitar a que uno vaya ver teatro clásico (escaso, escasísimo en las carteleras, excepto en Madrid y en los festivales veraniegos). Pero es evidente que, cuando se va, la gente queda fascinada y nunca vuelve a pensar que los clásicos sean una pesadilla enmohecida.”

Purificació Mascarell // Universitat de València

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s